lunes, 31 de mayo de 2010

Sora Valtieri - GULA, saga 7 pecados capitales

Comedme, Comedme... Comedme... ¡¡COMEDME!! era lo único que podia oir en mi cabeza... no podia controlar un solo musculo de mi cuerpo cada vez que mis sentidos captaban toda presencia alimenticia.

Ansiedad, ganas de gritar... comienzas a comer... pero cuando te querías dar cuenta... ya era tarde. Intentas doblegarte a la Gula, a esta manzana envenenada que la sientes agitarse en el árbol, que la sientes flotar cuando el viento roza su rojiza piel. Pero sabes que cuando te dejes llevar.. ella abra ganado... y sera tu final.

Acabaras como yo... en el infierno, en el peor sitio donde los esclavos del " Bon Apetite" sufrimos una verdadera tortura. El Arbol de la Gula crece constantemente, mientras hacemos uso de nuestras habilidades para llegar a su copa y darle un mordisquito a esa jugosa manzana mientras los demonios se ríen de nuestros intentos vanos.

desesperación...









¡¡¡¡¡¡¡DAME ALGO DE COMER!!!!!!!!!



PD: hasta el da 11 no podré subir mas dibujos, lo siento u_U...
PD2: ya se que el texto es una ****** pero es que la gula se me a atragantado xDDDDDDD

domingo, 30 de mayo de 2010

Jen Natshuki - PEREZA, Saga 7 Pecados Capitales.


En la pereza se advierte, como en ninguna otra forma de coqueteo con el mal, la atracción del abismo y el aroma de la buena muerte. Dejarse llevar por la pereza es deslizarse por el río del olvido, renunciar a luchar por vanidades. La suprema pereza consiste en reposar sobre la mesa del tanatorio y permitir que me hagan la autopsia mientras pienso en mis cosas. La pereza es hermana de la melancolía, el mal oscuro.


Una persona perezosa es un reloj sin agujas, siendo inútil tanto si anda como si está parado.



[[ The Autumn Effect - 10 Years ]]
[[ http://www.youtube.com/watch?v=RLcL5qrfsiM&feature=related ]]
Imagen Demonio de la Pereza, representado por Belphegor.

sábado, 29 de mayo de 2010

Death You - Pereza, Saga 7 pecados capitales.


La pereza (en latín, acidia) es el más «metafísico» de los pecados capitales, en cuanto está referido a la incapacidad de aceptar y hacerse cargo de la existencia en cuanto tal. Es también el que más problemas causa en su denominación.

En el fondo, la acidia se identifica con el “aburrimiento”. Pero no con ese aburrimiento objetivo que nos hace escapar de una cosa, de una situación o de una persona en particular. Más bien se refiere al “aburrimiento” que sentimos frente a la existencia toda, frente al hecho de existir y de todo lo que esto implica. La vida nos exige trabajo, esfuerzo para actuar según lo que se debe, esfuerzo que no es ni gratuito ni fácil. Cuando no somos capaces de asumir este costo (este trabajo) y desconocemos aquello que debemos “hacer” en la existencia, la vida humana se transforma en un vacío que me causa “horror”; se transforma en un vacío que me angustia y del cual escapamos constantemente casi sin darnos cuenta. De hecho ‘aburrimiento’ significa originariamente “ab horreo” (horror al vacío). Decíamos que la acidia es el más metafísico de los pecados capitales parque implica no asumir los costos de la existencia, de escapar constantemente de hacer lo que se debe, por no saber lo que se debe.

viernes, 28 de mayo de 2010

Neo Bathory - PEREZA, saga 7 pecados capitales.


Muchos padres dicen que sus hijos son muy perezosos. Perezosos, dicen, para levantarse, para estudiar, para llevar a cabo cualquier actividad que no implique diversión, y a veces incluso hasta para eso. Que todo les cansa, todo les aburre, que no saben pasarlo bien más que un rato. Que una simple contrariedad les conduce al abatimiento. Que les resulta difícil hacer frente al ocio, incluso mantener una afición o un hobby. Que no logran hacer lo que se proponen y eso les hace sentirse frustrados y estar tristes.
La pereza y, en general, la falta de una adecuada educación de la voluntad, constituyen una de las más dolorosas formas de pobreza: porque impiden a quienes la padecen disfrutar de la vida y recrear su espíritu al nivel que a nuestra naturaleza humana corresponde.
en vez de trabajar con desgana, procurar poner ganas, y ya acabarán apareciendo satisfacciones en ese trabajo;
en vez de ver y de hacer ver el trabajo como una carga pesada, descubrir en él —entre otras cosas— una forma de realizarse, un motivo de satisfacción y una oportunidad de servir a los demás (Einstein decía que sólo una vida vivida por los demás merece la pena ser vivida);
en vez de estar pensando en la hora de acabar, procurar esmerarse en lo que se está haciendo en cada momento;
en vez de quejarse continuamente y crear un clima negativo, procurar poner ilusión y crear alrededor un clima positivo; etcétera.

El que todo lo aplaza no dejará nada concluido ni perfecto.

Demócrito de Abdera (460 AC-370 AC) Filósofo griego.

jueves, 27 de mayo de 2010

Ky Sonic - PEREZA, saga 7 pecados capitales


Duerme, acaricia el sueño con tus manos, no puedes moverte. Escucha, la melodía que atraviesa como agua fría, te mantiene congelado, inmóvil. Las manecillas del reloj, siguen cortando el tiempo, siguen cortando el hilo de la vida. Y sin ningún movimiento de tu cuerpo, tu actitud sigue siendo la menos concluyente. Un picotazo de holgazanería, un revuelo de sueños sin acabar. Merodeas por las calles de tu cabeza, con el tictac dentro de ti, y sigues inerte. El foso de agua congelada sigue en ti, por cada parte de tu cuerpo llevas un charco estático de esta enfermedad. La desgana tiene senderos de agua, y esa apatía tiene por nombre…Pereza.


La pezera tiende a ser como el agua congelada,

te destroza por dentro con su dolor y te inmoviliza con el cansancio de removerte.

miércoles, 26 de mayo de 2010

Khira - PEREZA, Saga 7 Pecados Capitales.

No se que estoy haciendo con mi vida, sinceramente. Ya casi ni puedo levantarme de la cama por las mañanas, por la maldita pereza.
La misma pereza que se come mi voluntad. Antes tenia grandes proyectos, que ahora no son mas que sueños en ruinas, la maldita pereza pasa por mi, me invade, dejando una sensación de vacío y malestar.

Tengo miedo, un miedo que me paraliza… Que me hablen de responsabilidades, que prefiero dar la vuelta y decir “no puedo”. Aunque luego llega la frustración y el sentimiento de culpa. Que pesadez, que de justificaciones, que de oportunidades perdidas, que impotencia ante cosas que para los demás pueden ser sencillas pero para mi, son como montañas.

Y después… Me invade la compulsión, la compulsión por recuperar el tiempo perdido, en ese tiempo, no me permito descansar ni un minuto, aunque mi cuerpo este agotado, porque tengo que hacer algo, cualquier cosa. Aunque solo sea dar vueltas por un mismo lugar. Solamente para justificar la pereza.


~~ Y la pereza, me seguirá consumiendo día a día
Sin darme la oportunidad de cumplir mis sueños.

martes, 25 de mayo de 2010

Antonio (-[退様]-) -PEREZA, saga 7 pecados capitales

No recuerdo la última vez que mi voluntad se te impuso. Lo único que recuerdo es vivir sin conseguir vencerte. Mi cabeza estaba llena de sueños, de proyectos y de ideas ilustradas, pero en cada una de ellas, al momento de dejar de ser etéreas tú clavabas tus cuchillas añil entre sus recién nacidos pechos.

Como te odio, pereza. Eres el germen de la desgracia, impulso del anonimato, cáncer de la actividad. Por ti, solo por tu puro capricho la humanidad no ha sido participe en millones de proyectos. Tu, devoradora del arte y de la razón, tú que conviertes al más prestigioso poeta en un simple humano, tú que niegas a la mente su expresión y su vocación. Tu, quimera de vagancias y desvirtudes.

Como te odio, pereza. Mano negra que asesina virtudes con el arma del anonimato. Sable de la pereza que corta los hilos del ingenio. Por tu capricho en mi, mi pueblo se consume de hambre, es tan fácil obedecerte y que difícil es no escucharte. Eres la serpiente azul del egocentrismo y la satisfacción que susurra palabras dulces con amargas consecuencias.

Gracias a ti mi tiempo se consume, gracias a ti, caprichoso demonio que devora mis sueños.

Como te odio, pereza…

Ya que es lo que único que me das fuerzas para hacerte….

Mil veces he intentado vencerte y mil veces he fracasado en el intento. Y no hay dia en el que no toques tu armoniosa melodia que desvirtua los actos humanos. No hay dia en el que la fuerza de voluntad sea franqueada por tu odiosa intolerancia a la actividad. Eres el genesis de la desgracia y el aburrimiento. Asi eres tu el peor de mis demonios, el peor de los pecados y yo, realmente te odio.... mas que a nada a ti.... Pereza

Ya que es lo unico que me das fuerzas para hacerte


-[退様]-

Discurso interno de Lord Josehp Eisnerr, Rey de Alasargia en la plaza del mercado

Cuadros de costumbre, Antonio Soriano Santacruz.



lunes, 24 de mayo de 2010

Sora Valtieri - PEREZA, saga 7 pecados capitales


La Pereza... dicen que es el pecado capital mas peligroso que hay, ya que uno es contagiado por la serpiente azul cuyo veneno es peor que el de la cobra real, eso dicen...

Pero tras esto hay algo mucho mas peligroso... cuando la Pereza se adueña de ti, no puedes controlarla, te doma, evita que puedas moverte, sientes como La Serpiente de la Pereza se mueven en tu interior queriendo salir... y una vez lo logra... ya es tarde, su mordedura te deja en un estado aun peor que la locura... el aburrimiento, las ganas de hacer cosas pero no poder ... el dulce nectar de la Pereza ha logrado llegar a todo rincon de tu cuerpo... es el fin?

No lo se.. depende de ti.


Sora Valtieri~

domingo, 23 de mayo de 2010

Jen Natshuki - ENVIDIA, Saga 7 Pecados Capitales.




Quien considere que nunca en su vida ha sentido envidia debería prestar atención al análisis que el neuropsiquiatra Jorge Luís Tizón pormenorizó el pasado miércoles 7 de octubre en la primera conferencia del ciclo “Sobre las emociones” que tuvo lugar en el auditorio Caixa Forum de Barcelona. La ponencia de Tizón seguramente hizo reflexionar a la audiencia sobre que sentir envidia es un hecho más frecuente y generalizado de lo que pensamos, por mucho que nos cueste reconocerlo. El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.


En primer lugar y según Tizón, la envidia forma parte del desarrollo normal en la infancia, porque “el niño la necesita para hacerse fuerte y competir, para quitarse a otros de en medio y también para conseguir separarse finalmente de sus padres en la edad adulta”. Esa es la razón por la que la evolución no ha eliminado esta emoción a pesar de que la generalidad de los individuos de la especie humana la desaprueben.


Por otro lado y en un sentido más extremo y dramático, el ponente contextualizó la emoción de la envidia en un marco que lleva ya años de actualidad: la violencia doméstica. En este sentido, “el celotípico [celoso] mata por envidia, no por celos. Él sabe que ella podrá tener otras relaciones porque es mejor que él y, por otro lado, él sabe que ‘sin ti no soy nada’”. En concreto, en este tipo de situaciones y en todas las demás, la envidia entraña una contradicción de base: “se ama a quien se odia y se odia a quien se ama”.



La envidia es una relación de amor que implica una comparación entre el envidioso y el envidiado en la que el primero, además de salir perdiendo, no puede reconocer ni su admiración, ni su inferioridad, ni su dependencia. En realidad y para colmo de males, el problema para el envidioso es él mismo, es decir, ser quien es, querer ser otro, ver que es imposible y, encima, tener que ocultarlo. En este sentido, Jorge Luís Tizón evocó al célebre filósofo Juan Luís Vives en la cita: “Quién tiene envidia tiene un gran trabajo”; para ocultarla, se entiende.




De hecho, la cantidad de energía que un envidioso -o alguien que circunstancialmente sienta envidia- debe invertir en que no se le note tiene como consecuencia “la parálisis de la creatividad, el crecimiento y la integración personal, ya que el envidioso no puede hacer otra cosa que odiar, mentir, ocultar o admirar y, por lo tanto, no tiene consciencia de su personalidad, porque vive su yo en el envidiado”.


Por último, Tizón remarcó que la consecuencia de la envidia es la desesperación, que conlleva marginación cuando el entorno la percibe y violencia contra o por parte de dicho entorno, para volver a empezar otra vez con la desesperación. Cual pescadilla que se muerde la cola.



[[ http://www.youtube.com/watch?v=Edd4JMIM8xM ]]

As I Lay Dying- Empty Hearts




A menudo se hace ostentación de las pasiones, aunque sean las más criminales; pero la envidia es una pasión cobarde y vergonzosa, que nadie se atreve nunca a admitir.

François De La Rochefoucauld

Imagen - Envidia por Jacob Matham

sábado, 22 de mayo de 2010

Death You - ENVIDIA, Saga 7 pecados capitales

La envidia es la tristeza o pesar del bien ajeno y la emulación, deseo de algo que no se posee.

Es la madre del
Resentimiento, un sentimiento que no busca que a uno le vaya mejor sino que al otro le vaya peor.
Es un sentimiento que nunca produce nada positivo en el que lo padece sino una insalvable amargura.
En ocasiones la envidia puede hacer que el envidiado muera a manos del envidioso.

La envidia es una sensación desagradable que ocasiona conductas desagradables para los demás.
Se asocia la envidia al color verde o amarillo y existe incluso la frase hecha “verde de envidia” o “amarillo de envidia”.

viernes, 21 de mayo de 2010

Neo Bathory - ENVIDIA, saga 7 pecados capitales.


La envidia es sentir tristeza o pesar por el bien ajeno. Lo que no le agrada al envidioso no es tanto algún objeto en particular que un tercero pueda tener sino la felicidad en ese otro. La envidia es la madre del resentimiento, un sentimiento que no busca que a uno le vaya mejor sino que al otro le vaya peor.
Emulación, deseo de algo que no se posee.
La envidia se puede encuadrar dentro de la emulación o deseo de poseer algo que otro posee. Siendo en este caso que lo envidiado no es un sujeto sino un objeto material o intelectual. La base de la envidia sería el sentimiento de desagrado por no tener algo y además de eso el afán de poseer ese algo. Esto puede llegar a implicar el deseo de privar de ese algo al otro en el caso de que el objeto en disputa sea el único disponible.
Schadenfreude Constituye el sentimiento opuesto a la vergüenza ajena. Sin embargo, se trata de un sentimiento pasivo en el sentido de que el espectador no es más que eso, espectador, y no participa en el sufrimiento o daño causado.


Schadenfreude ist die schönste Freude, denn sie kommt von Herzen
. (Schadenfreude es la alegría más bella, ya que proviene del corazón.)
Neid zu fühlen ist menschlich, Schadenfreude zu genießen teuflisch (Sentir envidia es humano, gozar de la Schadenfreude es perverso.)
Se ha producido un error en este gadget.